Medianeras

Buenos aires crece descontrolada e imperfecta, es una ciudad superpoblada en un país desierto, una ciudad en la que se yerguen miles y miles y miles y miles de edificios sin ningún criterio. Al lado de uno muy alto hay uno muy bajo, al lado de uno racionalista, uno irracional, al lado de un estilo francés hay otro sin ningún estilo. Probablemente estas irregularidades nos reflejen perfectamente, irregularidades estéticas y éticas. Estos edificios que se suceden sin ninguna lógica demuestran una falta total de planificación. Exactamente igual es nuestra vida, la vamos haciendo sin tener la más mínima idea de cómo queremos que nos quede. Vivimos como si estuviésemos de paso en buenos aires. Somos los creadores de la cultura del inquilino. Los edificios son cada vez más chicos para darle lugar a nuevos edificios, más chicos aún. Los departamentos se miden en ambientes, y van desde los excepcionales 5 ambientes con balcón terraza, playroom, dependencia de servicio, baulera, hasta el mono ambiente, o caja de zapatos. Los edificios como casi todas las cosas pensadas por el hombre están hechas para que nos diferenciemos, los unos de los otros. Existe un frente y un contrafrente, están los pisos bajos y los altos. Los privilegiados son identificados con la letra A, o excepcionalmente la B, cuánto más progresa el abecedario menos categoría tiene la vivienda. Las vistas y la luminosidad son promesas que rara vez coinciden con la realidad. ¿Qué se puede esperar de una ciudad que da la espalda a su río?. Estoy convencido de que las separaciones y los divorcios, la violencia familiar, el exceso de canales de cable, la incomunicación, la falta de deseo, la abulia, la depresión, los suicidios, las neurosis, los ataques de pánico, la obesidad, las contracturas, la inseguridad, el estrés y el sedentarismo son responsabilidad de los arquitectos y empresarios de la construcción. De estos males, salvo el suicidio padezco todos.

Martín, personaje protagonista en Medianeras (de Gustavo Taretto)

Todos los edificios, absolutamente todos tienen una cara inútil, inservible, que no da ni al frente ni al contrafrente, la medianera. Superficies enormes, que nos dividen y nos recuerdan el paso del tiempo, el smog y la mugre de la ciudad. Las medianeras muestran nuestro costado más miserable, reflejan la inconstancia, las grietas, las soluciones provisorias. Es la basura que escondemos debajo de la alfombra, solo nos acordamos de ella excepcionalmente, cuando vulneradas por las inclemencias del tiempo dejan infiltrar sus reclamos. Las medianeras se han convertido en un medio mas de la publicidad, que en raras excepciones han logrado embellecerlas, por lo general son dudosas indicaciones que nos separan de los grandes supermercados o de las comidas rápidas, anuncios de lotería que nos prometen mucho a cambio de casi nada, etc etc etc. Aunque últimamente nos recuerdan la terrible crisis que nos dejo así, desocupados. Los aire acondicionados son unas erupciones irregulares que padecen las medianeras producto de la antigüedad de los edificios que no contemplaban sistemas de refrigeración adecuados para una ciudad cada vez más calurosa. Contra toda la opresión que significa vivir en estas cajas de zapatos, existe una salida, una vía de escape, ilegal, como todas las vías de escape, en clara contravención al código de planificación urbana, se abren unas minúsculas, irregulares e irresponsables ventanas que permiten que unos milagrosos rayos de luz iluminen la oscuridad en la que vivimos. Este es mi duplex, esta soy yo.

Mariana, personaje protagonista en Medianeras (de Gustavo Taretto)

Publicado en Arquitectura, Cine, Collage, Fugas y Secuencias, Límites, Medianeras, Retazos | Deja un comentario

Espacio Andaluz de Creación Contemporánea

++ Información en este artículo

+ Hilo anterior + Otro hilo anterior + Último hilo

Publicado en Arquitectura, Arte, Danza, Fugas y Secuencias, Huecos, Música, Retazos | Deja un comentario

Encuentros

Renzo Piano. Por Isabel Soto

Renzo Piano. Por Isabel Soto

“Tout le monde a en soit même un patrimoine, un sac à dos, tu vois ?, avec des expériences. Mais il ne faut pas se répéter, il faut accepter que dans notre métier chaque face est une aventure, et tu as, bien sûr, ta pensée, tes techniques, tes habitudes, tu as une cohérence et une unité. La cohérence et l’intégrité de l’œuvre c’est bien, pas le style, le style c’est beaucoup plus surface. Le seul risque c’est de tomber dans le style. Tu commences à avoir du succès et tout le monde commence à te demander de faire la même chose, dans un moment on me demandait de faire que des tubes, quand on a fait Beaubourg […] Vous avez choisit un métier qu’implique une dignité énorme ainsi comme responsabilité.” – Renzo Piano

“Todo el mundo tiene en sí mismo un patrimonio, una mochila… ¿entiendes?, con experiencias. Pero hay que evitar repetirse, hay que aceptar que en nuestro oficio cada faceta es una nueva aventura, y tienes por supuesto tu forma de hacer, tus técnicas, tus habitudes, tienes una coherencia y una unidad. La coherencia y la integridad de la obra está bien pero no el estilo. El estilo es más superficial. Así que el riesgo es caer en el estilo. Comienzas a tener éxito y todo el mundo te pide hacer la misma cosa, en un momento dado sólo me pedían hacer tubos, cuando hicimos Beaubourg […] Has escogido un oficio que implica una dignidad enorme, así como responsabilidad.” – Renzo Piano

+ Cette citation est la réponse à une question que j’ai formulée pendant la visite de chantier qu’on avait réalisé avec 14 collègues de l’ENSA Paris-Malaquais. Le cours, De l’idée à la matière, a consisté entre autres au suivi du chantier pour le nouveau siège de la Fondation Pathé-Seydoux à Paris. On était accompagnés par deux de nos professeurs de ce cours, Maria Salerno, qui a dirigé l’enseignement, et l’ingénieur Robert Le Roy. D’ici j’aimerais les remercier pour nous avoir permit de vivre cette belle expérience, dans laquelle on a pu être observateurs de comment les idées arrivent à se matérialiser à travers de plusieurs acteurs, chacun en apportant une petite-grande partie de soi même.

+ Esta cita es la respuesta a una pregunta que formulé durante una visita de obra que realicé junto a 14 compañeros de la ENSA Paris-Malaquais. El curso, De l’idée à la matière (De la idea a la materia) ha consistido entre otros, en el seguimiento de obra de la nueva sede para la Fundación Pathé-Seydoux en Paris. Nos acompañaron dos de nuestros profesores del curso, Maria Salerno, que ha dirigido y organizado el curso, y el ingeniero Robert Le Roy. Desde aquí quiero agradecerles el habernos permitido vivir esta bonita experiencia, en la cual hemos podido ser observadores de como las ideas llegan a materializarse a través de diferentes actores, aportando cada uno una pequeña-gran parte de sí mismo.

Publicado en Arquitectura, Citas a destacar, Encuentros, Entrevistas, Fugas y Secuencias, Límites, Memoria, Proyectar, Retazos, Retratos | Deja un comentario

Cita de la semana

“Estoy por un arte que crece sin saber que es arte, un arte que tiene la oportunidad de arrancar de cero. Estoy por un arte que imita a la persona, es decir, un arte cósmico, incluso violento o cualquier otra cosa que sea necesaria. Estoy por un arte que toma forma de las propias líneas de la vida, que se retuerce, se estira y se amontona y asoma y gotea, y es pesado y áspero y dulce y estúpido como la vida misma” – Claes Oldenburgh

Publicado en Citas a destacar | 1 comentario

Cita de la semana

“Todo tiene un final. Las trilogías, las batallas, la vida. A Sverre Fehn, como a Borges, le obsesionaba el paso del tiempo, la certeza de que la existencia consiste, nos guste o no, en dejarse fluir.” – Borja López Cotelo

Del cuaderno de Sverre Fehn

Del cuaderno de Sverre Fehn

+ Extracto de un artículo publicado en Líneas de Trabajo

Publicado en Citas a destacar, Cuadernos, Límites, Retazos, Universos | Deja un comentario

Dispositivos y la memoria

Todo está compuesto por retazos. El hombre está compuesto por multitud de retazos. La ciudad está compuesta de retazos. La memoria. La música. Las diferentes composiciones. Los cuadros de Picasso. La vida misma.

Líneas Transversales, Vassily Kandinsky

Líneas Transversales, Vassily Kandinsky

Los retazos componen nuestra memoria. Pueden ser recuerdos, momentos vividos, sensaciones, olores, incluso movimientos. Los retazos nos invaden y nos forman. Hacen de nosotros lo que somos, y somos la arquitectura que proyectamos. Sueño y poesía.

Proyectamos espacios desde la memoria. Sin memoria, sin esos retazos de experiencias que hemos vivido, no seríamos capaces de inventar, de crear nuevos mundos. Y esos nuevos mundos parten del collage de nuestra memoria. El trabajo del arquitecto consiste en ordenar, transponer y crear sensaciones a partir de esos retazos. Cuando proyectamos damos en esencia un parte de nosotros mismos. Los nuevos edificios crean nuevas historias. Al igual que las personas, tienen sus propias vidas y recuerdos. Me apasiona la idea de participar en la creación de micro-climas, que para algunas personas se convierten en especiales o únicos.

Pero si nos alejamos aún más, ¿qué es en realidad un retazo?

Para mí, ese sonido que te transporta a tu infancia, ese olor que te recuerda a un ser querido, esa habitación que en la adolescencia convertiste en tu refugio privado.

Todo está conectado. Todos esos retazos, incomprensibles, aparentemente desconectados, recuerdos fraccionados, lagunas en la memoria y también los que perduran muy vivos, como escenarios intactos con todo lujo de detalles. Todo eso compone nuestro pequeño universo. La mezcla de esos micro universos privados crean sociedades y estas a su vez, ciudades. Y las ciudades están llenas de recuerdos, y si… de retazos.

No puedo hablar de retazos sin nombrar las fuerzas opuestas, pues estas suelen darle otro sentido. Me gustan los opuestos. El valor de la memoria frente a las nuevas utopías. El casco más antiguo de un pueblecito, la casa vieja que aún perdura, esos lugares que ocultan pasajes históricos ya olvidados. Me gustan las grietas y los muros interrumpidos. Me gusta la naturaleza que nace en lugares no programados para ello. Me gustan los habitantes de ciudades que hacen de sus calles sus hogares. Su opuesto podría ser la cara más cosmopolita y urbana de una gran ciudad. Retazos de escenarios urbanos que sólo sirven como tránsito. Pasos de peatones cuyo flujo de transeúntes permanece invariable tras el paso de las horas. Autobuses y tubos bajo tierra que mantienen un ritmo constante y enloquecido desde las siete de la mañana hasta las once de la noche. Si estos retazos se traducen en ritmos, podemos decir que la arquitectura se traduce en música.

Los opuestos me atraen porque contienen de forma innata respuestas mudas. He aquí parte del mundo invisible que en este blog tanto apreciamos.

+ Un hilo anterior

Publicado en Collage, Divagar, Fugas y Secuencias, Huecos, Memoria, Proyectar, Retazos, Universos | Deja un comentario

Powers of Ten

“Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra […] Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio”

El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

Hoy es un día especial para mostrar un vídeo como este. El lugar del hombre en el mundo. Un ensayo sobre el infinito. Siempre es fascinante tratar el universo a través de escalas, ya sea en forma de lenguaje musical, matemático, arquitectónico o literario entre otros. Las escalas toman medida de todo y lo ordenan en un lugar concreto. Comparan y mesuran. Una de las acepciones de escala es: sucesión ordenada de valores distintos de una misma cualidad, pero la que más me gusta es: tamaño o proporción en que se desarrolla un plan o idea.

Creo que este proyecto vino en forma de respuesta a una serie de interrogaciones, que todos nos hacemos en algún momento de nuestras vidas, y que Charles y Ray Eames relataron a su manera a través de una serie matemática y visual de sucesos encadenados que componen las leyes más primitivas del universo.

Powers of ten, nombre del cortometraje, interroga el lugar del hombre en el mundo. En 1977, los Eames realizaron este curioso vídeo que supone un viaje entre lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño.

El principio es muy simple: cada diez segundos, el lado del cuadrado del campo de visión se incrementa por diez, hasta que llegamos a los límites visibles del universo y del cuerpo humano respectivamente.

El vídeo comienza en la potencia 100, alcanza la inmensidad del universo observable (1024, es decir, 100 millones de años luz) y los límites más pequeños conocidos hasta la época (un protón a 10-16).

 

Con esta reflexión sobre escalas y universos queremos despedir el año, que ha traído consigo grandes momentos y buenas experiencias. Os deseamos un gran final de 2012 y un mejor comienzo de 2013.  

Sternenfall (Lluvia de estrellas) por Anselm Kiefer

Sternenfall (Lluvia de estrellas) por Anselm Kiefer

Que cada año os inunde el alma la curiosidad, el aprendizaje y el amor por aquello que os apasiona,

I&J

++ Otras Escalas

Publicado en Cortometrajes, Escalas, Fugas y Secuencias, Límites, Retazos, Universos, Ventana | Deja un comentario