La Serpiente Boa

A mi amiga Elena, este retazo que tanto nos gusta.

Cuando yo tenía seis años vi en un libro sobre la selva virgen que se titulaba “Historias vividas”, una magnífica lámina. Representaba una serpiente boa que se tragaba a una fiera.

En el libro se afirmaba: “La serpiente boa se traga su presa entera, sin masticarla. Luego ya no puede moverse y duerme durante los seis meses que dura su digestión”.

Reflexioné mucho en ese momento sobre las aventuras de la jungla y a mi vez logré trazar con un lápiz de colores mi primer dibujo. Mi dibujo número 1 era de esta manera:

Enseñé mi obra de arte a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo.

—¿por qué habría de asustar un sombrero?— me respondieron.

Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas mayores pudieran comprender. Siempre estas personas tienen necesidad de explicaciones. Mi dibujo número 2 era así:

Las personas mayores me aconsejaron abandonar el dibujo de serpientes boas, ya fueran abiertas o cerradas, y poner más interés en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. De esta manera a la edad de seis años abandoné una magnífica carrera de pintor. Había quedado desilusionado por el fracaso de mis dibujos número 1 y número 2. Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

Esta entrada fue publicada en Fugas y Secuencias, Libros, Retazos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Serpiente Boa

  1. alfonso jsc dijo:

    Es verdad que las personas mayores cuando no tienen o tenemos una respuesta para los niños nos empeñamos a veces en cabiar de tema y distraer la atención del menor, pero esto no es una solución válida, sino en muchas ocasiones puede resultar frustrante para el pequeño. ¿Por qué nos empeñamos en corregir siempre de alguna manera a los niños? Los niños nos dejan mensajes que muchas veces no escuchamos. ¿Deberíamos ser menos habladores y mas escuchantes? Si. Yo creo que sí. Hablemos menos y escuchemos más, por el bien de todos, y sobre todo de nuestros pequeños.

  2. elegongra dijo:

    Qué bonito. Cómo te fijas en las cosas.
    La edición del Cincuenta Aniversario del libro incluye un recopilación de los dibujos, la mayoría a acuarela, y en uno de ellos aparece la copia de este fragmento del libro manuscrito. Después de leer tu entrada he ido corriendo a buscar dónde lo tenía, no quiero que se me pierda.
    Muchas gracias Isabel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s